Materia oscura.

Estos tres cuentos cuánticos explican a un nivel muy asequible para unos alumnos de Bachillerato la cuestión de la materia oscura. Píldora indicada para aquellos alumnos con interés por indagar en esta cuestión. Se completaría la lección con la píldora nº 3 publicada en la primera entrega, conferencia de Patricia Burchat, enviada por Miguel Ángel Queiruga: Pildoras-Fisica_1-dic-15.pdf

las-galaxias-giran-raro

materia-oscura-1

materia-oscura-2

Una referencia a Vera Rubin y sus curvas de rotación galáctica:

http://revista.iaa.es/content/vera-rubin-curvas-de-rotaci%C3%B3n-gal%C3%A1ctica-y-materia-oscura

Una pequeña simulación sobre el efecto de la materia ordinaria y oscura sobre la velocidad de rotación galáctica:

https://web.archive.org/web/20110725021611/

http://astroparticle.aspera-eu.org/index.php?option=com_content&task=view&id=113&Itemid=108

Finalmente, ¿cómo detectar la materia oscura? Experimentos:

https://projects.ift.uam-csic.es/outreach/images/Cerdeno2.pdf

 

[Ana Blanca Martínez-Barbeito. IES Cardenal Herrera Oria, Madrid]

 


 

Al son de la música.

El sonido que llega a nuestro oído pone en vibración el tímpano. Esta vibración se amplifica mecánicamente mediante los huesecillos y se transmite a la cóclea: su membrana basilar, más gruesa en el centro y más fina en el borde, resuena dependiendo de la frecuencia del sonido entrante (sonidos graves en la zona gruesa y más agudos en la fina). Hileras de células ciliadas oscilan con ella y transmiten una señal por el nervio acústico al cerebro, de forma que la sensación sonora del tono se basa en la localización espacial de la vibración en la membrana basilar.

En estos videos se explica bien el proceso físico:

Y este permite ver cómo oscila y se contrae una célula ciliada al son de la música cuando el sonido se transmite directamente a través de una punta sólida:


[Chantal Ferrer Roca, Universitat de València]

 


 

Serie de televisión sobre Einstein.

No abundan las películas basadas en la vida de científicos, por eso es de agradecer que National Geographic haya dedicado una serie de 10 capítulos (¡más de 8 horas!) a Albert Einstein.

Genius: Albert Einstein, basada en el libro Einstein: su vida y su universo, de Walter Isaacson, aborda la vida y obra del genial científico (el más famoso del siglo XX), pero también proporciona pinceladas sobre el entorno social de la época y de los personajes (científicos y políticos) con los que convivió Einstein.

Una obra para ver con tranquilidad (por ahora, en canales de pago o en algún largo vuelo transoceánico —como fue mi caso—). A pesar de alguna que otra licencia cinematográfica (inevitable en toda producción comercial), el entretenimiento está garantizado, tanto para las personas expertas como para las legas en los apasionantes temas de que se ocupó Albert Einstein.

 

https://www.nationalgeographic.es/video/tv/genius

 


[Rafael García Molina – Universidad de Murcia]

Carta de una alumna a su profesor de física:

¿A quién de los que nos dedicamos a la enseñanza de la física (o de cualquier otra disciplina) no le gustaría que sus alumnos le escribieran una carta como esta?:

https://blogs.scientificamerican.com/observations/a-letter-to-my-high-school-physics-teacher/

Si lo que dice la carta es interesante y emocionante, de entre su contenido me permito destacar dos frases (en traducción libre): “Me diste el precioso regalo que todos los grandes maestros dan: el poder para pensar por mí misma. Y me enseñaste que ese poder solo se multiplicaría si [continúo] trabajando a lo largo del tiempo.” “Enseñé a estudiantes de secundaria de diversos orígenes, y me quedó claro que si bien el talento para la ciencia es universal, no sucede lo mismo con la oportunidad [para estudiar/aprender].”

 
Rafael García-Molina – Universidad de Murcia

 

En noviembre, todos en la Semana de la Ciencia y la Tecnología (SeCyT).

Este evento europeo tiene su origen en Francia, en 1991, cuando el físico Hubert Curien -primer presidente de la Agencia Espacial Europea (ESA) entre 1981 y 1984- era ministro de Investigación y decidió celebrar el décimo aniversario del Ministerio abriendo sus jardines por primera vez al público. Desde 1993 cada año se celebra la Semana Europea de la Ciencia y en España desde 2001 es organizada con carácter nacional. Es una de las iniciativas de divulgación científica más importantes y numerosos centros participan activamente en la SeCyT con los objetivos de acercar la ciencia y la tecnología a los ciudadanos y promover las vocaciones científicas entre los jóvenes. Ello nos motiva a proponer algunas direcciones donde encontrar información:

www.semanadelacienciacyl.es/programacion/

www.semanadelaciencia.csic.es/

www.madrimasd.org/semanacienciaeinnovacion/que-es

http://fseneca.es/secyt18/

www.ucm.es/otri/cultura-cientifica-semana-de-la-ciencia

http://semanadelaciencia.fundaciondescubre.es/la-semana-de-la-ciencia-en-andalucia/informacion/

http://semanacienciaextremadura.es/

http://cienciagandia.webs.upv.es/2018/10/gandia-acoge-una-semana-de-la-ciencia-con-44-actividades-para-todos-los-publicos/

www.cienciacanaria.es/semanas/

http://imedea.uib-csic.es/communication_details.php?id=1635&tp=n#.W-CBOdVKiUk

http://web.unican.es/unidades/cultura-cientifica/actividades/semana-de-la-ciencia

 
Verónica Tricio – Universidad de Burgos

 

Cavendish no midió G (ni Newton introdujo G).

Como decía Kuhn en su libro “la estructura de las revoluciones científicas”, los libros de texto suelen ocultar e incluso distorsionar la dimensión histórica de la ciencia y el propio método científico. Un ejemplo muy ilustrativo es de la medida de Cavendish: heredó la balanza de torsión de John Mitchel y la perfeccionó para medir la densidad de la Tierra (1) encontrando que era 5.48 veces la del agua. Este fue un problema candente al que se dedicaron numerosos estudios, porque permitía conocer la densidad de otros planetas en relación con la de la Tierra. Ni Cavendish, ni nadie más hizo referencia a una constante G cuyo valor fuera interesante conocer hasta casi 1892. El propio Newton nunca formuló la ley de gravitación incluyendo la constante G y sus cálculos fueron siempre de proporcionalidad respecto a otros valores. De hecho, la unidad de fuerza (dina), necesaria para cálculos absolutos, se introdujo por primera vez en 1873.

(1) artículo original de Cavendish

http://www.phys.ufl.edu/courses/phy3221/spring10/1798Cavendish.pdf

(2) Cavendish Experiment in Physics Textbooks: Why do Authors Continue to Repeat a Denounced Error?

https://files.eric.ed.gov/fulltext/EJ1053868.pdf

(3) Cavendish experiment as Cavendish knew it

https://aapt.scitation.org/doi/10.1119/1.15214

 
Chantal Ferrer-Roca – Universitat de València